23Mayo2019

Está aquí: Home Opinion “HOY ES NAVIDAD, NAVIDAD DE 2017” Por German Maciel .

“HOY ES NAVIDAD, NAVIDAD DE 2017” Por German Maciel .

25-Dic- 17  “Jesús nació pobre en un pesebre. Dios “descendio” al mundo. Se hizo hombre. Sencillo y frágil. Dios tomo nuestra condición humana para redimir a los hombres del sufrimiento y el dolor del pecado. 

 

La catequesis y el anuncio kerygmático que enseña el credo cristiano dice: “Jesús nació en la humildad de un establo, de una familia pobre, unos sencillos pastores fueron los primeros testigos del acontecimiento” (Catecismo de la Iglesia Católica, n° 525).

El testimonio que nos dan los evangelistas es que nadie pudo darle hospedaje a José y a María. Salvo un posadero que les ofreció un establo, una pequeña granjita en el fondo de un rancho. Podemos dar muchos detalles teológicos pero, ¿nos sirven a nosotros todas esas reflexiones y oraciones para encontrar al recién nacido hoy? ¿Tenemos conciencia de la pobreza en donde nació Jesús? ¿Podemos imaginarnos donde nacería Jesús hoy? 

Hoy ese pesebre puede ser lejano, si no pensamos que hoy Jesús puede ser aquel pobre de la calle, que está de paso golpeando puertas y preguntando si tenes algo para dar, o una gitana que quiere alguna limosna en la peatonal. 

Puede ser aquella madre toba que con sus hijos recorren la ciudad vendiendo sus canastas de paja. 

Puede ser aquel abuelo solo, que esta triste porque este año no están su esposa, ni sus hijos. 

Puede ser aquel extranjero que, como José y Maria, están lejos de su tierra, de los suyos.

Puede ser aquel empleado que por llevar el pan de cada día a la mesa de su familia, hoy se encuentra trabajando quizás hasta las 22 hs o durante toda la noche. 

En fin, muchos podemos reflexionar y buscar en donde y como nacería Jesús. Pero, ¿podemos hacer un quiebre y encontrarnos con Jesús hoy? 

Bastantes organizaciones laicas y grupos eclesiales hacen alguna beneficencia, limosna o caridad con aquellas familias necesitadas. 

Algunos dirán que “tiran migajas sobre la mesa”. Podría ser mejor una caja de champaña en vez de una sidra. O una canasta llena de regalos en vez de un pan dulce. 

Acá lo importante es el signo de amor y cercanía que se hace con la gente. Lo importante es el signo de unidad de sentimientos y emociones compartidas entre el que da y recibe. Porque allí donde hubo encuentro, estuvo presente Dios, y hubo alegría y buenos deseos. 

“La nochebuena es de los pobres, de los humildes desde que Cristo, despreciado por los ricos que le cerraron todas las puertas, fue a nacer en un establo… Y ¿acaso los ángeles no llamaron a los pastores, a los hombres más humildes y pobres de Belén… Y únicamente a ellos le comunicaron la buena nueva que venía a alegrar el mundo? 

Únicamente a los pastores, a los humildes, a los pobres les fue anunciada < la paz a los hombres de buena voluntad >” Evita Perón. 

Recordar el nacimiento de Jesús, es realizar un voto de compromiso hacia los pobres. Porque Jesús, nació pobre. Y lejos de toda contaminación publicitaria y de toda imposición capitalista consumista, lo mejor en esta Navidad (y en las que sigan), es que nos donemos. Porque compartir la mesa con el pobre es dignificar nuestra vida, porque ese hombre y mujer, son Jesús. 

Recordar a los pobres,  reconocerlos y compartir con ellos la vida es hacer justicia. 

Quizás el rico, el ostentoso, o aquel que le molesta simplemente esta realidad, quizás, solo le toque el trabajo de no envidiar lo que Dios demostró en el misterio de la Encarnación: La predilección y su presencia en los pobres. 

Querido lector, que pases una feliz Nochebuena y que puedas dignificar tu mesa compartiendo con los pobres. 

“Esa opción, es imitar al Dios que se pone del lado de los que en la Argentina de hoy han quedado desheredados por imperio del capitalismo que, como en aquel tiempo y siempre, se pone del lado de los poderosos.

Nos ponemos del lado de cada pobre, los que están en el pesebre. 

Dios entra en nuestra historia para transformarla. Pero cuenta con nosotros para hacerlo. Cuenta con nuestros brazos, nuestras palabras, nuestras ideas. Así, decirnos entre todos ¡Feliz Navidad!, se transforma en compromiso y militancia para que realmente lo sea; para que Jesús nazca, y con él nazca la Justicia y sea Esperanza en un mañana nuevo de vida y de fiesta para todas y para todos.” Carta de Navidad al pueblo, de curas por opción de los pobres. 

 

 

Noticias de Puerto Tirol

Noticias Policiales